viernes, 23 de marzo de 2012

La forma perfecta para insuflar la soledad.

Publicado por Mimi Cano en 0:49
Reacciones: 
Entré al bar solo para esconderme la lluvia.
Ella Bebía Vodka. Estaba sentada en medio de la barra, advirtió mi aproximación y me saludó con una mueca a la que respondí levantando las cejas.
Pasaron unos minutos; un poco largos, perezosos... minutos al fin y al cabo.

Conversamos un rato. Vi en su cara un aire melancólico, pero no me atrevía a preguntar... ella no paraba de hablar. Se quejaba de todo un poco, definitivamente había tenido un mal día. Que el jefe, que el gobierno, que sus padres...
No pude acallar su verborrea más que con un beso. Se distanció y dijo -estás loca, Mujer- Le sonreí pícaramente y mis ojos apuntaron a la salida del bar. ¡Vámos! 

Me tomó de la mano y respondió: "total, tendré la excusa de decir que estaba borracha" 

La llevé a mi casa y no me importó como sonaba su nombre. El objetivo de esa noche era perturbar el sueño de Doña Olga (la vecina católica que dice que soy una libertina)

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Destilaletras Copyright © 2012 Design by Antonia Sundrani Vinte e poucos