lunes, 16 de enero de 2012

Mientras duerme.

Publicado por Mimi Cano en 11:49
Reacciones: 
De vez en cuando abro los ojos para ver si ya esta dormida, pero mi cálculo falla. Ante mi están siempre sus ojos pequeños  y nigérrimos, que me miran tímidamente, mientras  sus labios se van deslizando hasta formar una sonrisita que se mezcla entre la picardía y la ternura. Entonces se cierran y finge dormir mientras con sus dedos juega a caminar sobre mi brazo derecho. Unos minutos más tarde se cansa del juego y parece que por fin sus ojos negros se cierran para descansar. La miro atentamente, sin perder el hilo de su respiración, la miro y sonrío y a veces hasta lloro, porque sé que es perfecta y su pequeño cuerpo encaja en el mío como en un molde, porque sé que si algún día me deja, si algún día pierdo de vista sus ojos negros y su sonrisa, creo que el peso de mi cuerpo disminuirá 21 gramos.  

3 comentarios:

Violeta Vigil on 27 de enero de 2012, 11:37 dijo...

Siempre me gusta venir a leerte, te he seguido ya en twitter jejeje, soy nueva en eso by the way, ando en busca de gente interesante para seguir en el pajarito jajaja.
Saludos.

Marta Hernández on 30 de enero de 2012, 3:44 dijo...

Precioso.. tiene mucho mérito escribir así, ánimo y suerte con tu blog!

Macarronazo on 3 de febrero de 2012, 3:02 dijo...

Muy buena entrada, ternura total :)

Publicar un comentario

 

Destilaletras Copyright © 2012 Design by Antonia Sundrani Vinte e poucos